Saltar al contenido

Títeres de Varillas

El títere de varilla, como su nombre lo indica, obtiene su movimiento por medio de un par de varillas sujetas a las muñecas con las cuales el titiritero le hace mover los brazos. Este tipo de marioneta no posee piernas, sino que se apoya en un tronco único en cuyo extremo está la cabeza.

Estos muñecos pueden tener varios tamaños. Los hay pequeños, que el titiritero maneja suspendiéndolos en el aire con una mano, mientras que con la otra controla una o dos varillas, y otros de mayor dimensión, en los cuales el palo central se apoya en el piso por medio de una pieza llamada peana.

Estos últimos son manejados por dos titiriteros, uno de los cuales se encarga de sostener el cuerpo y darle movimiento a la cara, la boca y los ojos mediante un mecanismo oculto en el interior de la cabeza, mientras que el otro se ocupa del accionar de los brazos mediante las varillas.

Títere de varilla: características y tipos 

El títere de varilla suele ser usado en el teatro de títeres, en el cual los titiriteros se ocultan a la vista del público detrás del escenario, llamado teatrino.

En otros casos el titiritero manipula el muñeco a la vista de todos, de pie o sentado, y en ocasiones interactúa con el títere mediante cortos diálogos, o haciéndole preguntas o adivinanzas.

Realmente son muy populares, debido a su sencilla estructura y la relativa facilidad de manipulación que poseen.

Pueden estar hechos de una combinación de varios materiales, usándose comúnmente madera o yeso para la cabeza y trapos o telas para el torso. Los hay de una sola varilla, que le da movimiento a un único brazo, articulado o no en el hombro, codo y muñeca.

Otro tipo de títere de varilla pueden ser variantes del títere de guante, que el titiritero maneja con una sola mano dentro de la cabeza del muñeco. A este se le añaden uno o dos brazos manejados con varillas por el mismo artista o por otro que lo acompaña.

Por supuesto no se puede dejar de mencionar el títere de sombra que usa también las varillas pero sus movimientos se proyectan gracias al efecto de la luz.

El llamado Pupi italiano es otro tipo de títere manejado desde arriba con varillas que sostienen la cabeza y los brazos. Puede tener piernas o no, y en este último caso el vestido oculta el palo central que se apoya en el piso, dando la impresión de que el títere está de pie.

Las variantes en la construcción y manejo del títere de varilla pueden ser muchas. En algunos casos las varillas están disimuladas dentro de las mangas del muñeco, con lo que se ocultan a la vista. Este tipo de títere requiere habilidades especiales para su manipulación, generalmente realizada por dos titiriteros.

¿Cómo hacer un títere de varilla?

Para fabricar un títere de varilla se puede utilizar cualquier tipo de material de desecho que se tenga en casa.

Cartones, telas, recipientes de plástico o latas para el cuerpo del muñeco, yeso o plastilina para la cabeza, lana para el pelo, botones para los ojos, trozos de madera para brazos y manos, así como alambres o cables para las varillas, son los más comunes.

La cabeza del títere, según su grado de elaboración, puede poseer o no una mandíbula móvil, que controle el movimiento de la boca, o incluso un mecanismo que le dé movimiento a los párpados o cejas, lo cual le otorga mucha mayor expresividad.

La construcción del títere de varilla constituye una actividad divertida para los niños, quienes pueden expresar su creatividad al darle vida a personajes de su imaginación, siempre bajo la guía y dirección de un adulto.

Un tipo de títere sencillo se puede fabricar con un trozo de madera el cual se envuelve en trapos para darle volumen al cuerpo y se viste con telas diversas.

La cabeza puede estar hecha de gomaespuma u otro material, y se sujeta al extremo con cinta adhesiva. El brazo, hecho también de trapos, se cose a un costado del cuerpo del muñeco. Una varilla de madera o metal, sujeta al brazo del títere y accionada desde abajo, le da movimiento.

Títeres de varilla para niños

Una técnica aún más fácil es la del títere de varillas para dibujar, un títere plano, de solo dos dimensiones, que se dibuja en un cartón, se recorta y se le pega una paleta de madera por detrás.

Se dibujan y recortan luego los brazos, que se sujetan a los hombros mediante dos pequeños orificios por los que pasa un hilo. Se utiliza alambre muy delgado para hacer las varillas, que hacen subir y bajar los brazos.

Para hacer un títere de varilla solo es necesario usar la creatividad e inventiva, de acuerdo a los materiales que se dispongan en el momento. Según la mayor o menor complejidad que tenga en el diseño y estructura, su manipulación será más o menos sencilla y fácil de aprender.