Saltar al contenido

Títeres de Sombra

Se conocen como títeres de sombra aquellas figuras planas y articuladas, de color opaco, que proyectan su sombra sobre una pantalla y que manipulados por el titiritero por medio de varillas, son capaces de realizar movimientos que expresan acciones.

Este tipo de títere de varilla es manipulado delante de una fuente de iluminación que permite que su figura se proyecte a contraluz sobre una pantalla o tela blanca. Los titiriteros se ubican en la parte exterior de la pantalla, ocultos al público, y desde allí manejan con habilidad la figura de dos dimensiones

Los mejores títeres de sombra del año 2021

Títere de Sombra Dragón

Títere de Sombra China

Títere de Sombra China

Títere de Sombra Sirenita

Títere de Sombra China Mujer

Títere de Sombra Dinosaurio

Títere de Sombra Caperucita Roja

Títere de Sombra Ludattica

Títere de Sombra para Niños

Inicios de los títeres de sombra

El teatro de títeres de sombra es uno de los más antiguos conocidos por el hombre.

Se cree que desde los tiempos prehistóricos los humanos creaban figuras con sus manos a la luz del fuego, descubriendo las infinitas posibilidades de expresión que podían tener las sombras. Esta sería la primera expresión de los títeres de sombra con las manos.

Sería en el lejano oriente donde el teatro de sombras alcanzó un desarrollo pleno como entretenimiento y medio para contar historias. China, la India y Tailandia son los países donde primero surgió este tipo de representación teatral. De allí que se conozca mundialmente con el nombre de sombras chinescas.

¿Cómo hacer títeres de sombra?

Para crear un teatro de títeres de sombra en casa no se requieren grandes habilidades ni costosos materiales. Los elementos básicos necesarios son: una lámpara o reflector, una pantalla o tela blanca, y por supuesto la marioneta, en este caso figuras de cartón recortadas, que pueden o no tener miembros articulados y que se manejan con varillas de metal o madera.

Para la elaboración de títeres de sombra se utiliza un cartón de cierto espesor sobre el cual se dibuja la figura utilizando para ello una plantilla. Se recorta y se le añaden los miembros, que se articulan al cuerpo del títere mediante pequeños orificios a través de los cuales pasa un delgado hilo.

Luego por uno de los lados de la figura se fijan las varillas que lo sostienen y le dan movimiento, usando pegamento o cinta adhesiva. Las varillas deben tener el largo suficiente para que el titiritero las maneje a cierta distancia, bien sea desde abajo o a los lados de la pantalla.

Al proyectar la luz sobre la pantalla, las figuras, ubicadas a corta distancia de la misma, arrojan su sombra. Mediante las varillas el titiritero les da movimiento, haciendo que interactúen entre sí y realizando todo tipo de acciones.

También pueden incorporarse elementos como casas, árboles, barcos, la luna o el sol, para formar parte de la escena y enriquecer de esta manera las historias representadas.

Nuestra recomendación de Títeres de Sombra

Kocreat Títere de Sombra

Títeres de sombra chinas coleccionable de 15 x 9,5 pulgadas

El teatro de sombras, una tradición milenaria

Desde muy remotos tiempos el arte de las sombras chinescas formó parte de las tradiciones artísticas de la China y demás países orientales. En cada región desarrolló formas y técnicas distintas, de acuerdo con las diversas creencias religiosas, mitos y leyendas de cada lugar.

De China el teatro de sombras se extendió a Europa y América, ganando aceptación entre el público como forma de entretenimiento y expresión artística. A partir del siglo XVII su popularidad se incrementa y las técnicas de representación se desarrollan, logrando espectáculos de alta factura.

Con el paso del tiempo los temas e historias se multiplicaron, creando cada escuela su propia tradición y sus particulares métodos de puesta en escena. Lo que primeramente se vio como un entretenimiento para niños, se convirtió en una de los géneros del arte teatral más elaborados y apreciados.

El teatro de sombras chino de Wayang Kulit se considera uno de los más famosos del mundo, y ha sido declarado patrimonio artístico de la humanidad por la Unesco. Otra de las compañías que ha alcanzado renombre mundial es el llamado Teatro Negro de Praga, originado en la ciudad del mismo nombre en la República Checa, donde aún continúa activo.

Los títeres de sombra han tenido una evolución constante a través de la historia. Los diseños  se han perfeccionado dando lugar a efectos sorprendentes. Al multiplicarse las posibilidades de articulación de sus miembros se ha logrado dotar a las figuras de movimientos complejos que requieren habilidades extremas de parte de los titiriteros.

Sin embargo, por la facilidad de su construcción los títeres de sombra son frecuentemente indicados para que los niños se inicien en esta actividad, mediante la fabricación de figuras sencillas y la improvisación de pequeños teatros de sombra en casa.

Una sábana y una lámpara son los elementos necesarios para que los pequeños exploren su creatividad, estimulando su imaginación a través de la invención de historias y personajes divertidos, al tiempo que desarrollan habilidades manuales.

El teatro de títeres de sombra es una disciplina artística que cuenta con una larga historia y una tradición muy rica, conserva en la actualidad plena vigencia como parte de las actividades recreativas recomendadas para los niños por maestros y especialistas del área, como parte del proceso educativo de los más pequeños.