Saltar al contenido

Chucky el muñeco diabólico

Durante años hemos tenido recuerdos de miedo con un muñeco de apariencia inofensiva, pero que no le tiembla el pulso a la hora de quitarle la vida a quien se le atraviese. Este personaje de terror llega en 1988 y logra acumular tanto éxito que no tarda en convertirse en franquicia y sumar nuevos personajes a la trama.

La premisa que hace terrorifica tanto a la película como al personaje de Chucky es la idea de tener el mal camuflado rondándote, además de ritmo que hace que te mantengas en tensión en todo momento.

¿El muñeco diabólico te ha hecho pasar sustos alguna vez? No te preocupes, no has sido el único. De hecho, ese es el motivo de que sigamos recordándolo a día de hoy y estemos por proporcionarte entretenidos datos de este personaje.

 

¿Qué es y por qué está maldito?

Ya nos queda claro desde el título cuando nos anuncian que es muñeco. Y en efecto lo es, no nos han mentido. Chucky al principio no solo es un muñeco, es el muñeco de moda que todos desean tener.

Al salir de la tienda cada niño puede salir con su juguete, que tiene tan agradable apariencia que te marchas seguro que de que lo único que puede llegar a ser es un inmejorable acompañante de juegos, la palabra asesino ni se te viene a la cabeza, eres incapaz de relacionarla de alguna manera con el buen Chucky.

Pero luego ocurre un giro de tuerca que lo cambia todo y hace que la idea del indefenso muñeco quede muy lejos. Pues ocurre que cuando la policia finalmente tiene contra la espada y la pared al asesino en serie llamado Charles Lee Ray, este es gravemente herido y muere.

Aunque su muerte no queda hasta ahí, pues el asesino decide que dejará ir solo su cuerpo y traspasa su alma a uno de los modelos Good Guy usando magia vudú y desde ese momento se da inicio a lo que posteriormente se convertirá en una matanza.

 

 

Argumento principal de Chucky el muñeco diabólico

Ya conoces las razones por lo que recae la maldición sobre el muñeco, pero la verdad eso no es más que la punta del icerberg de esta obra dirigida por Tom Holland. Nuestra historia nos presenta a Andy Barclay, un niño agradable que igual que todos los de su edad, desea tener el juguete de moda.

Es por esta razón que en reiteradas ocasiones insiste a su madre para que le compre el Good Guy. La madre en un principio se niega, sin embargo luego se entera a través de una amiga que ha visto el ansiado muñeco en manos de una persona de la calle que lo está vendiendo a un precio inferior al de las tiendas.

Decide adquirirlo como regalo de cumpleaños para Andy. Y sí, como ya podrás imaginar el muñeco que recibe es el depositario del alma del asesino, el que está maldito. Es así como hace que Chucky use al inocente niño como medio para materializar sus deseos de venganza.

Otras películas que conforman la terrorífica franquicia

Tras 2 años del éxito de la primera entrega, llega una continuación. La segunda película narra cómo después de ser destruido el muñeco, este vuelve a ensamblarse y el alma de Charles Lee Ray sigue al mando tras el perturbado Chucky.

Andy ya más crecido aunque todavía niño, pues cuenta con 8 años sigue siendo víctima de la persecución del muñeco diabólico que se encarga de hacer de su vida una pesadilla y de arrebatarle seres queridos.

La tercera entrega llega solo un año después que la segunda, pero en la historia han transcurrido 8 años de aquellos fatídicos acontecimientos. Andy ya mayor, es enviado a una academia militar y la fábrica de juguetes Play Pals, considera que es buena idea hacer un relanzamiento de su línea de muñecos Good Guys.

Por lo tanto Chucky revive y encuentra la forma de ubicar a Andy. Lo encuentra, sin embargo no lo posee, esta vez toma el cuerpo de otro niño que se encuentra su caja y desata otra ola de terror en la academia militar y en la que intenta asesinar a Andy.

 

La novia y el hijo de Chucky

En 1998 conocemos a La novia de Chucky, su nombre es Tiffany y mientras Charles Lee Ray tuvo vida y forma humana, ella fue su pareja. Después de que ella vuelva a unir las partes de Chucky, entre ellos se producen una serie acontecimientos que terminan en discusión.

El muñeco diabólico la asesina y une su alma a una muñeca que ella misma le había regalado, juntos realizan un recorrido para volver a ser humano, mientras acaban con muchas vidas en el proceso. La novia de Chucky al final de la película tiene un hijo que también se convierte en asesino, demostrando que es producto de la semilla de Chucky el muñeco diabólico.

Después de 6 años nos cuentan la historia que en Latinoamerica se nombró El hijo de Chucky mientras que en España se difundió como La semilla de Chucky. Glen que creció creyéndose huérfano crece en una casa de ventrílocuo de la cual escapa al enterarse de su origen y de quienes son sus padres.

El hijo de Chucky va al lugar donde se filma una película sobre sus padres y allí los encuentra y el ciclo de crímenes se inicia nuevamente, pero Glen resulta no ser precisamente el hijo que Chucky deseaba.

Más allá del terror: referente en la cultura popular

Esta historia no termina con el hijo de Chucky después se producen 3 películas más que los fans de la franquicia acuden a ver para ponerse al día de los últimos pasos de su muñeco diabólico preferido.

Esta historia que se le ocurrió a su guionista Don Mancini y su influencia en la cultura popular fue tal, después de su éxito en los 90 que tuvo importantes apariciones en la televisión mundial. En Estados Unidos se presentó en programas como Saturday Nigth Live, en Los Simpson y en canales como ESPN.