Saltar al contenido

Bocón / Puppet

El teatro de títeres, de los cuales el bocón es uno de sus más fieles y graciosos exponentes, es uno de los espectáculos más antiguos que ha sobrevivido hasta hoy con un encanto extrapolado al cine.

Su origen en las pantallas se ubica en Alemania, donde Lotte Reiniger, una artista visual, fusionó por vez primera el antiguo teatro de sombra con las nuevas tendencias de cine.

Los mejores Títeres Bocones del año 2021

Bocón Niña

Bocón Tigre

Bocón Mono

Bocón Niño

Bocón Oveja

Bocón Dragón

Bocón Niño

Bocón Sirena

Bocón Rana

Bocón Dylan Monster

Bocón Bombero

Bocón Pajaro

Otros Bocones infantiles económicos

Bocón Pirata

Bocón Dragón

Bocón Sockettes Jack

Bocón Sockettes Rupert

Bocón Ginger

Bocón Dinosaurio

¿Qué es un bocón?

De entre todos los tipos de títeres y marionetas que existen para entretenernos, el bocón o puppet es uno de los más conocidos, gracias a su principal demiurgo estadounidense, Jim Henson, ideólogo del programa The Muppets, estrenado en 1984 y emitido hasta 1991.

Se trata de una marioneta hecha a mano, generalmente con material de guante y manipulada desde abajo, con una mano en forma de cuchara introducida al interior del muñeco, y sosteniendo unas varillas incorporadas al mismo con la otra.

La utilización del bocón se ha transformado en una de las técnicas de expresión titiritera con mayor difusión y aceptación, generando lo mejores resultados en todo el mundo.

Su origen se circunscribe al teatro de guante, pero, a diferencia de este, los modernos bocones mueven los labios. Son muñecos que pertenecen al ámbito de la manipulación interna pues, tal como el títere de guante tradicional, se mueven gracias al motor de la mano del manipulador o titiritero.

Títere bocón: definición

El nombre de bocón surgió en México, debido a su enorme y expresiva boca,  característica más distintiva de este tipo de marionetas. Son tan recordados y queridos por todos, tan únicos, inimitables y simpáticos que, definitivamente, han trascendido su carácter de muñecos.

Hechos de guante, la característica principal entre los bocones y que los diferencia de otro tipo de marionetas o fantoches consiste en que los dedos del manipulador son los que dan esa expresividad tan característica y exagerada a los labios, que nos hace desternillarnos de risa.

El manipulador encargado mueve los brazos del bocón con la mano entera, y usa la que le resta para controlar las varillas.

En este caso, el movimiento se reduce a la distancia que logre alcanzar la muñeca.

 A los bocones se les ve más comúnmente subidos en tarima, realizando monólogos sobre temas hilarantes, y son los más utilizados en la televisión de todas partes del mundo.

Existe otra peculiaridad con el bocón, ¡y es que todos son zurdos! En vista de que el brazo derecho del titiritero es el que le brinda la gesticulación de la boca al muñeco, la mano dominante pasa a ser la mano izquierda.

Nuestra recomendación

La Granja de Zenón

Marionetas Musicales de la Granja de Zenón

¿Cómo realizar un bocón paso a paso?

Un bocón necesitará de un calcetín, lana, agujas e hilo, un pedazo de cartón, lápiz de grafito, tijeras, una regla y un pincel fino, pegamento (preferiblemente de carpintero), botones para los ojos y un rotulador.

Para hacer la boca, se dibuja un óvalo en una cartulina del color que desee y se recorta. Se dobla por la mitad ambas piezas y se unen con pegamento.

Se pega la boca al calcetín y se coloca al revés. Debe marcar con el rotulador un tercer óvalo a la altura del talón. Recortar el calcetín.

Se dobla al derecho y se pega el contorno del óvalo a la boca de cartón, por dentro. Debe esperar a que se seque la cola y presionar un poco con los dedos. Para la nariz, se hace un pompón con lana.

Dibuje en el cartón dos círculos, y uno más pequeño dentro de cada uno y una. Enganche el extremo de la lana entre ellos y cosa el pompón al bocón.

Se puede decorar el bocón como quiera; ponerle orejas, pelo o un gorro. Y así, con estos sencillos pasos a seguir, el bocón estará terminado y listo para disfrutar e inventar con él infinidad de historias divertidas. De hecho es más fácil de hacer que otros tipos de marionetas.

Ropa para los títeres bocones

Puede confeccionar ropa y accesorios, como por ejemplo un chaleco, muy sencillo y con materiales muy fáciles de encontrar.

Para hacerlo necesita una lámina de fieltro (o Tejido) *40×30 Cm, unas tijeras, hilo, aguja, un marcador o lápiz de grafito, algunos botones viejosy una plantilla.

Haga el doble de la pieza de fieltro (o tejido) por la mitad. Seguidamente, ajuste la esquina de la plantilla con el pliegue del fieltro, copie la plantilla sobre el tejido y recorte.

Despliegue la pieza completa, para luego plegar las solapas de la parte delantera del chaleco a la altura del cuello. Allí le da una puntada con la aguja y el hilo, al igual que con el cuello de la prenda.

Finalmente, introduzca los brazos del amado bocón en el chaleco, y lo cierra cosiendo un botón para unirlo.

No importa el tamaño, el color o la cantidad. Llegado a este punto, puede dejar volar su imaginación y creatividad, colorearlo como más guste y colocar tantos motivos decorativos como plazca. ¡Está listo su muñeco bocón!